Santa Cruz de Tenerife
TENSIÓN

El Ejército de EEUU defiende la vía "diplomática y económica" ante Corea del Norte

Andrés Sánchez Braun, Seúl, EFE
14/ago/17 12:30 PM
eldia.es
El presidente surcoreano, Moon Jae-in (d), posa junto al jefe del Estado Mayor de EEUU, Joseph Dunford, antes de su reunión en Seúl (Corea del Sur) hoy, 14 de agosto./YONHAP (EFE)

El jefe del Estado Mayor estadounidense, el general Joseph Dunford, abogó hoy en Seúl por la vía de "la diplomacia y la presión económica" en la actual crisis con Pyongyang, y dijo que la respuesta bélica solo serviría "si todos esos esfuerzos fallan".

Durante un encuentro con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, Dunford aseguró que aunque el Pentágono esté "preparado para una opción militar", el objetivo principal del Ejército estadounidense es apoyar "la diplomacia y la presión económica para lograr la desnuclearización de la península coreana".

Según un comunicado de la oficina presidencial surcoreana, Dunford, que está realizando una gira en Asia para coordinar a los actores regionales en la escalada de tensión con Corea del Norte, también dijo que Washington consultará con Seúl cada decisión, indicando que un ataque preventivo y por sorpresa no se baraja.

La visita de Dunford, que viajará mañana a China y después a Japón, llega en un momento de excepcional tensión después de que la semana pasada se viviera una escalada dialéctica entre Corea del Norte y EEUU.

Los roces se han agudizado después de que Pyongyang protestara por las últimas sanciones de la ONU que castigan sus lanzamientos de misiles y amenazara con atacar territorio estadounidense, a lo que el presidente de EEUU, Donald Trump, replicó con especial beligerancia, prometiendo "fuego y furia" si Corea del Norte no rebajaba el tono.

En un giro inusual, el hermético país asiático aseguró entonces que prepara un plan para bombardear el entorno de la isla de Guam, que alberga importantes bases estadounidense, e incluso brindó detalles del mismo.

Dunford ha llegado solo una semana antes del inicio de los ejercicios militares Ulchi Freedom Guardian que llevarán a cabo Seúl y Washington y que podrían empeorar aún más este clima de tirantez.

Tradicionalmente, los maniobras, en las que decenas de miles de efectivos deben defender territorio surcoreano de una invasión norcoreana simulada, arrancan el lunes de la penúltima semana de agosto y duran 12 días, por lo que esta vez arrancarían el 21 de agosto y concluirían el 1 de septiembre.

Los dos aliados decidieron hace más de tres décadas integrar en sus fuerzas combinadas estos ejercicios, que los surcoreanos habían comenzado a ejecutar por su cuenta después de que en 1968 un comando de elite norcoreano que pretendía asesinar el presidente Park Chung-hee fuera interceptado a menos de 100 metros de su residencia.

El año en que el ejercicio comenzó a realizarse de manera conjunta, 1976, precisamente fue testigo de uno de los momentos de mayor tensión que se recuerdan entre Washington y Pyongyang, cuando una guarnición norcoreana asesinó a dos oficiales estadounidenses en la zona desmilitarizada y el Pentágono declaró la alerta Defcon-3.

Así, el Ulchi Freedom Guardian, que a día de hoy supone la mayor simulación de combate computerizada del mundo, se ha venido celebrando cada año, lo que hace que Corea del Norte, que considera el simulacro una provocación, responda con amenazas o con pruebas de misiles.

En este sentido, las últimas imágenes tomadas vía satélite indican que el régimen de Kim Jong-un podría estar preparando el test de un misil balístico lanzado desde un submarino (SLBM), en las cercanías de Sinpo (costa oriental), principal base de este programa armamentístico.

Corea del Norte volvió hoy además a lanzar advertencias a través de un comunicado que publicó su agencia KCNA en el que aseguró que en la situación actual "si se produce un pequeño accidente, nadie podrá prevenir una guerra".

Por otro lado, fuentes del Gobierno surcoreano aseguraron que Pyongyang ha convocado a sus embajadores de mayor peso para asistir a una reunión conjunta en la que previsiblemente se tratará la escalada dialéctica con EEUU.

Entre los participantes a esta reunión se contarían los embajadores norcoreanos en China y Rusia, Ji Jae-ryong y Kim Hyong-jun, así como el embajador de Pyongyang ante la ONU, Ja Song-nam.

Los representantes norcoreanos ante las Naciones Unidas son los únicos que actualmente mantienen algún tipo de contacto directo con Washington, en este caso a través del delegado estadounidense para la desnuclearización de la península, Joseph Yun.

Pyongyang prepara hoy además los festejos para el "Kwangbok jeol" (su día de la independencia del dominio colonial japonés), que se celebra mañana y en el que se espera un mensaje contundente del régimen dirigido a Washington.